miércoles, 29 de octubre de 2008

Se encontraba Haideé...

Se encontraba Haideé
Muy pensativa
Buscando que inventar
Pues a su grupo de amigas
Una calavera quería enviar

No hallaba que hacer
Solo pensar y pensar
Cuando de pronto
La huesuda la hizo
Hasta brincar

¿Que tanto piensas Haideé?
No te vayas a vaciar
Con tanto que piensas y piensas
El seso se puede secar.

No me asustes flaquita
No ves que intento pensar
Una calavera para las ingratas
Yo quiero redactar.

Ya ni pa, que les escribes
Pues me las llevé al panteón
Y las mujeres de más de 30
No alcanzaron reventón.

Ahora te toca a ti Haideécita
Vamonos pa’l camposanto
Al fin y al cabo tu pensamiento
No alcanzó pa’ tanto

No me lleves flaquita
Dame chance otro ratón
Organizaré una fiesta
Para armar un reventón.

No me insistas Haideé
Y no te pongas rejega
Vamonos con las ingratas
Y allá en la eternidad
Armemos fiesta.

Por A Flor de Piel

viernes, 17 de octubre de 2008

Homofobia

Por anónimo:

El amor no se define por color, credo, género ni preferencia u orientación sexual.

Soy la madre que no se le permite visitar a los hijos que dió a luz, cuidó y crió. La corte dice que no cumplo los requisitos de una madre porque ahora vivo con otra mujer.

Soy el muchacho que nunca terminó El Colegio porque todos los días me llamaban maricón.

Soy la muchacha que botaron de su casa porque le confesó a su mamá que era lesbiana.

Soy la prostituta trabajando en las calles porque nadie quiere contratar un transexual.

Soy la hermana que abraza fuertemente a su hermano gay durante largas noches de miedo y llanto.

Somos los padres que enterraron a su hija mucho antes de lo debido.

Soy el hombre que murió sólo en el hospital porque no le permitieron a quien fue mi pareja durante 27 años acceso al cuarto.

Soy el niño huérfano que se despierta de pesadillas donde lo remueven del único hogar donde le han mostrado amor, simplemente porque tiene dos papás.

Cómo desearía que me adoptaran. Yo no estoy entre los que han tenido suerte. Me suicidé solo semanas antes de graduarme del Colegio. Ya no podía aguantar más.

Somos la pareja que el relator dejó plantada cuando se enteró que queríamos alquilar un cuarto para dos hombres.

Soy la persona que nunca sabe qué baño utilizar si quiere evitar ser reportado a la gerencia.

Soy la sobreviviente de violencia doméstica que se dió cuenta que el sistema de apoyo se tornó frío y distante cuando se enteraron que mi pareja abusiva era también una mujer.

Soy el sobreviviente de violencia doméstica que no tiene sistema de apoyo alguno al cual acudir debido a que soy un hombre.

Soy el padre que nunca ha abrazado a su hijo porque crecí con miedo a mostrarle afecto a otros hombres.

Soy la maestra de economía doméstica que siempre deseó ser maestra de deportes hasta que alguien le dijo que sólo lesbianas hacen eso.

Soy la mujer que murió cuando los paramédicos dejaron de tratarla al enterarse que era un transsexual.

Soy la persona que se siente culpable porque pienso que podría ser una mejor persona si la sociedad no me aborreciera.

Soy el hombre que dejó de asistir a la iglesia, no porque dejé de creer, sino porque le cerraron las puertas a los de mi clase. <--- eso no fue 'DIOS ES AMOR'

Soy un guerrero sirviendo a mi país, pero no puedo revelar mi verdadero estilo de vida porque ser gay no está permitido en el ejército.

Soy la persona que tiene que ocultar y reservar para sí lo que este mundo más necesita: amor.

Soy la joven que se avergüenza de confesarle a sus amigas que soy lesbiana, porque constantemente hacen bromas de ellas.

Soy el joven amarrado a una verja, golpeado brutalmente y abandonado a mi suerte porque dos hombres 'machos' querían 'darme una lección'.

En octubre 7 de 1998, Aaron McKinney y Russell Henderson llevaron a Matthew Shepard a un área remota al este de Laramie, donde realizaron actos de odio inimaginables. Matthew fue amarrado a una verja, donde fue golpeado y abandonado al clima inmisericorde de una noche fría de otoño. Casi dieciocho horas más tarde fue encontrado por un ciclista, quien inicialmente lo confundió con un muñeco maltrecho. Matthew murió el 12 de octubre a las 12:53 am en un hospital de Fort Collins, Colorado. ASESINADO POR SER GAY.

miércoles, 15 de octubre de 2008

Sexismo en el lenguaje: apuntes básicos

Por Teresa Meana Suárez
Domingo, 19 de noviembre de 2006


No son necesarias las @ para incluir a las mujeres. Hay soluciones más creativas para transformar la lengua. Y cuando transformemos el lenguaje transformaremos la realidad.

Parece que fue ayer por lo claro que lo recuerdo pero hace casi treinta años. Sería aproximadamente 1973 y estábamos en una asamblea en la Facultad de Filosofía, en Oviedo. Había mucha gente y mucho alboroto y alguien -un hombre, claro- gritó: ¿Esto es una asamblea o qué cojones es? Otro -un fascista, claro- advirtió: ¡Cuidado con las palabras, que hay señoritas presentes!

Fue exactamente así y, por supuesto, la advertencia del fascista se acogió con un cierto regocijo general. Como en aquellos tiempos de fuerte lucha contra la dictadura de Franco las asambleas tenían turnos de palabras interminables, pasó un largo rato de intervenciones diversas. Al fin, se levantó Begoña -una amiga feminista- y habló:
Yo sólo quiero decir una cosa: ¡Cojones!
A mí, feminista desde que puedo recordar, aquello me encantó. Sentí que Begoña acababa de devolvernos a todas la voz, la existencia. Éramos de nuevo personas -como ellos- y no “señoritas” y teníamos derecho a la palabra. A todas las palabras. En la lucha por existir, si queríamos ser reconocidas y nombradas en “su” mundo, teníamos que usar “su” lenguaje. Begoña lo acababa de afirmar en voz alta: la lengua también era nuestra. Cuento esta anécdota para intentar explicar el apasionante proceso, el camino recorrido en estos más de veinticinco años de actuación del movimiento feminista en el tema del sexismo en el lenguaje. Un trayecto en el que supimos que tomar sólo la parte de la lengua que se nos adjudicaba equivalía a aceptar el silencio. En el que también aprendimos, como señala Christiane Olivier, que si utilizamos el lenguaje considerado “universal”, que es el masculino, hablamos contra nosotras mismas.

SILENCIADAS, DESPRECIADAS

En la lucha por esa lengua que nos representara a las mujeres y que enfrentara el sexismo lingüístico, hemos pasado por diferentes etapas. Al principio tratamos tan sólo de detectar el sexismo. Nunca antes lo habíamos notado y en absoluto éramos conscientes de cómo la lengua nos discriminaba. Empezaron a surgir los estudios y los trabajos sobre el tema.

Concretamos el sexismo en dos efectos fundamentales: el silencio y el desprecio. Por un lado, el ocultamiento de las mujeres, nuestro silencio, nuestra no existencia. Estábamos escondidas tras los falsos genéricos: ese masculino que, habíamos aprendido en la escuela, “abarca los dos géneros”. Y también estábamos ocultas tras el salto semántico. Debemos a Álvaro García Meseguer la definición de ese error lingüístico debido al sexismo: ése expresado en aquello de todo el pueblo bajó hacia el río a recibirlos, quedándose en la aldea sólo las mujeres y los niños. Así pues, ¿quién bajó, sólo los varones?

Por otro lado estaba el desprecio, el odio hacia las mujeres. Se manifestaba en los duales aparentes (zorro/zorra, gobernante/gobernanta, verdulero/verdulera, frío/fría, etc.), en los vacíos léxicos (víbora, arpía, etc. O caballerosidad, mujeriego, etc.), en los adjetivos, los adverbios, los refranes y frases hechas, etcétera., etc., etc.

SURGEN MIL Y UNA SOLUCIONES

Después de detectar el sexismo en el lenguaje, empezaron a aparecer diferentes recomendaciones para un uso no sexista de la lengua. Desde mediados de los 80 el feminismo avanza en estrategias para combatir tanto el silenciamiento como el desprecio, y se van perfeccionando las soluciones y redactando instrucciones nuevas. Hacia 1994 aparece en España el libro Nombra, elaborado por la Comisión Asesora sobre el Lenguaje del Instituto de la Mujer, verdaderamente clarificador y útil.

Las posibilidades que nos plantea son realmente variadas, creativas y diversas. Frente a los difíciles y continuos dobletes (con o/a, o (a), o-a) nos ofrecen: la utilización de genéricos reales (víctimas, personas, gente, vecindario y no vecinos, pueblo valenciano y no valencianos. También, el recurso a los abstractos (la redacción y no los redactores, la legislación y no los legisladores). También cambios en las formas personales de los verbos o los pronombres (en lugar de En la Prehistoria el hombre vivía... podemos decir los seres humanos, las personas, la gente, las mujeres y los hombres y también En la Prehistoria se vivía... o En la Prehistoria vivíamos...).

Otras veces podemos sustituir el supuesto genérico hombre u hombres por los pronombres nos, nuestro, nuestra, nuestros o nuestras (Es bueno para el bienestar del hombre... sustituido por Es bueno para nuestro bienestar...)
Otras veces podemos cambiar el verbo de la tercera a la segunda persona del singular o a la primera del plural sin mencionar el sujeto, o poner el verbo en tercera persona singular precedida por el pronombre se (Se recomienda a los usuarios que utilicen correctamente la tarjeta... sustituido por Recomendamos que utilice su tarjeta correctamente... o Se recomienda un uso correcto de la tarjeta). Están también los cambios del pronombre impersonal (Cuando uno se levanta quedaría Cuando alguien se levanta o Al levantarnos y también cambiaríamos El que tenga pasaporte o Aquellos que quieran... por Quien tenga pasaporte... o Quienes quieran...).

También tenemos recomendaciones para corregir el uso androcéntrico del lenguaje y evitar que se nos nombre a las mujeres como dependientes, complementos, subalternas o propiedades de los hombres (Los nómadas se trasladaban con sus enseres, ganado y mujeres, Se organizaban actividades culturales para las esposas de los congresistas. A las mujeres les concedieron el voto después de la Primera Guerra Mundial), ofreciéndonos múltiples y variadas soluciones. Y así más, mucho más.

LA LENGUA NO ES NEUTRAL

Entretanto, ya existían dos posturas distintas en el movimiento feminista en torno a estas cuestiones. El planteamiento de quienes opinan que las mujeres debemos apropiarnos del genérico y hacerles a los varones un específico. Por ejemplo: en un centro de enseñanza seríamos -mujeres y hombres- profesores, y si nos referimos a Juan, diríamos profesor varón y de Ana podríamos decir ella es el mejor profesor del instituto. El otro planteamiento es el de las que pensamos que el genérico no es universal. Siguiendo con el ejemplo anterior: ellos y nosotras seríamos el profesorado o las profesoras y profesores.

La primera postura se expresa así: Lo genérico, lo neutro, lo universal es patrimonio de todos. Se debe denunciar la falsa universalidad, pero también se ha de reivindicar la participación de las mujeres en lo universal. Nosotras pensamos que no es cierto que lo genérico sea patrimonio común. Los vocablos en masculino no son universales por englobar a las mujeres. Es un hecho que nos excluyen. Se dice que son universales porque lo masculino se ha erigido a lo largo de la historia en la medida de lo humano. Así se confunden los genéricos con los masculinos. Como dice Fanny Rubio: La lengua será neutra pero no es neutral.

QUEREMOS NOMBRAR LA DIFERENCIA

Además, pensamos así porque queremos nombrar el femenino, nombrar la diferencia. Decir niños y niñas o madres y padres no es una repetición, no es duplicar el lenguaje. Duplicar es hacer una copia igual a otra y éste no es el caso.
La diferencia sexual está ya dada, no es la lengua quien la crea. Lo que debe hacer el lenguaje es nombrarla, simplemente nombrarla puesto que existe. No nombrar esta diferencia es no respetar el derecho a la existencia y a la representación de esa existencia en el lenguaje.

García Meseguer dice que de una manera simplista las dos posturas se podrían resumir en torno a las recomendaciones de Nombra y a los inconvenientes que trae el seguirlas. A una corriente -en ella me incluyo- nos importarían más las mujeres que el lenguaje, y a la otra corriente le importaría más el lenguaje que las mujeres. Sin embargo, a todos los esfuerzos debemos increíbles avances. Les debemos las coincidencias y acuerdos en torno a la detección del sexismo y al lugar de las mujeres en el lenguaje, nuestra invisibilidad en los genéricos, la denuncia a los varones acaparando los conceptos de humanidad y de universalidad, la crítica a la invasión del pensamiento androcéntrico y de la cultura patriarcal como referentes y tantos descubrimientos más. Y a todos los esfuerzos debemos extensos análisis de diccionarios, medios de comunicación, textos literarios, lenguaje coloquial y tesis, tesinas, artículos, libros, conferencias, mesas redondas, apasionantes y apasionadas charlas sobre este problema, tanto en la lengua castellana como en otras lenguas.

MUJERES ESCRITORAS: HEROÍNAS MEMORABLES Y OCULTADAS

Más sancionando que el hablar, el escribir para las mujeres ha sido visto como la usurpación de un derecho que no les pertenece y además como una práctica inútil, como lo que no les corresponde. Dice Virginia Woolf: Creo que pasará aún mucho tiempo antes de que una mujer pueda sentarse a escribir un libro sin que surja un fantasma que debe ser asesinado, sin que aparezca la peña contra la que estrellarse.

Del libro de Yadira Calvo A la mujer por la palabra, me permito entresacar algunas historias. La de Fanny Burney quemando todos sus originales y poniéndose a hacer labor de punto como penitencia por escribir. La de Charlotte Brönte poniendo a un lado el manuscrito de Jane Eyre para pelar papas. La de Jane Austen escondiendo los papeles cada vez que entraba alguien por la vergüenza de que la vieran escribir. La de Katherine Anne Porter declarando haber tardado veinte años en escribir una novela. Fui interrumpida por cualquiera que en un momento dado apareció en mi camino. Porter calculaba que sólo había podido emplear un diez por ciento de sus energías en escribir. El otro noventa por ciento lo he usado para poder mantener mi cabeza fuera del agua, decía.

Recuerdo esa foto de María Moliner remendando calcetines con un huevo de madera, mientras ésa su ingente obra, Diccionario del uso del castellano iba naciendo entre ollas y coladas. Leo las quejas de una Katherine Mansfield reprochándole a su marido: Estoy escribiendo pero tú gritas: Son las cinco, ¿dónde está mi té? O el dulce lamento de una cubana del siglo pasado que no firmó sus obras: ¡Cuántas veces lentamente/ con plácida inspiración/ formé una octava en mi mente/ y mi aguja inteligente/remendaba un pantalón! Por eso dijo Virginia Woolf a propósito de la duquesa de Newcastle: Sabía escribir en su juventud. Pero sus hadas, caso de que sobrevivieran, se transformaron en hipopótamos.

Otro hecho gravísimo: la atribución de las obras de las mujeres a otros, y en especial a sus maridos. Debe haber sido un fenómeno muy frecuente pues tenemos bastantes referencias. Desde el artículo publicado en 1866 por Rosalía de Castro Las literatas: carta a Eduarda, en el que la autora advierte de ello, hasta estas palabras de Adela Zamudio, escritora boliviana del siglo XX: Si alguno versos escribe /de alguno esos versos son,/ que ella sólo los suscribe./ (Permitidme que me asombre.)/ Si es alguno no es poeta,/ ¿Por qué tal suposición?/ ¡Porque es hombre!

Están también los hechos históricamente comprobados: el célebre caso de María Lejarraga, autora de las obras firmadas por su marido Gregorio Martínez Sierra. Y el hecho de que a Zelda Fitzgerald también fue su marido quien le prohibió publicar su Diario porqué él lo necesitaba para su propio trabajo. Y el que las primeras obras de Colette aparecieran firmadas con el nombre de su marido, quien incluso cobró el dinero de su venta. Alguien me dirá que voy muy atrás y que la humanidad ha cambiado en los últimos veinte siglos. Pues bien, en el año 2000 y en España sólo un diez por ciento de los libros publicados están escritos por mujeres.

CAMBIAR LA LENGUA CAMBIARÁ LA REALIDAD

No obstante, hay algunas capaces de trepar la cuesta de lo prohibido, de robarle a la vida ese diez por ciento de energía necesario para mantener la cabeza fuera del agua. Y la mantienen. Y escriben. Y se lo editan. Y aquí seguimos todas las demás. Luchando y celebrando los nuevos éxitos, Extendiendo la red para que todas las mujeres de la tierra tengan derecho a la voz, a la palabra. Sabiendo que vemos el mundo a través del cañamazo formado por la lengua y motivadas por la certeza de que el lenguaje sexista, el que hemos aprendido, contribuye a la perpetuación del patriarcado. Sabiendo también que cuando tengamos una lengua que nos represente cambiará la realidad. Por eso seguimos adelante. Y no dormimos más a las niñas con cuentos de hadas. Les decimos que las niñas buenas van al cielo y las malas van a todas partes. Y que colorín colorado, esta historia no ha acabado.

lunes, 13 de octubre de 2008

"Contra la homofobia"

El Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM.

En el marco del Programa de Investigación Ciencia y Tecnología y el Colegio de Ciencias y Humanidades invitan al Ciclo de mesas redondas "Contra la homofobia", del 1 al 16 de octubre de 2008 a las 11:00 horas en el Auditorio Ciladin de cada plantel de CCH-UNAM.

Por Ma. Elena Olivera

XV Velada


El Comité Organizador te invita a que participes en la

XV VELADA EN MEMORIA DE LAS PERSONASFALLECIDAS POR SIDA

Evento sociocultural que se realizará éste próximo sábado 1 de noviembre en la Alameda Central de la Ciudad de México con el objetivo de combatir la falta de información y educación en temas como sexualidad, VIH-SIDA y de la misma manera erradicar el estigma y discriminación que existe sobre las personas que viven con ellos, al tiempo de recordar a las personas que han fallecido por Síndrome de Inmunodeficiencia Humana (SIDA).

Tú puedes participar colocando una ofrenda de muertos y/o haciendo difusión del material referente al VIH o al SIDA con el que cuenta tu organización, institución o grupo, así como el inherente a sus actividades propias creando conciencia que la lucha contra el VIH-SIDA es un asunto de todas y todos.

Si requieres mayor información te recomendamos consultes la pagina oficial
http://www.xv-velada.blogspot.com/ o bien te comuniques al telefono 26037396 o al mail http://mx.mc541.mail.yahoo.com/mc/compose?to=xv.velada@gmail.com

Le adjuntamos a este mail el cartel conmemorativo del evento agradeciendo de antemano la atención a la presente así como la difusión de esta información entre sus contactos.

ATENTAMENTE
Comité Organizador de la XV Velada
en Memoria de las Personas Fallecidas por SIDA

martes, 7 de octubre de 2008

Desaparecen Comisión de Feminicidios

La Jornada
01 de octubre de 2008
Rubén Villalpando, corresponsal

Ciudad Juárez, Chih., 30 de septiembre. A pesar de que ya hubo 75 homicidios de mujeres el presente año en esta localidad –los más recientes descubiertos el pasado sábado– el Congreso estatal resolvió desaparecer la Comisión de Feminicidios y siete más, debido a que "no tienen trabajo". Fernando Rodríguez Moreno, coordinador de la diputación priísta, explicó que para el segundo año legislativo sólo habrá 24 de las actuales 32 comisiones, varias de las cuales se integrarán a otras, entre ellas la de Pueblos y Comunidades Indígenas y la de Desarrollo Económico para la Sierra Tarahumara, que fusionan con la de Turismo; pero la de Feminicidios –que funcionó más de 10 años– desaparecerá.

http://www.jornada.unam.mx/2008/10/01/index.php?section=politica&article=022n3pol

lunes, 6 de octubre de 2008

De Marcial y la ley (de lo ético a la legalidad).


30 de septiembre de 2008.

Maravillas que el cine trae a todos los mortales que deambulamos por la tierra; en plena preparación nacional de la celebración del "VI Encuentro Mundial de las Familias 2009", en medio de la construcción del santuario de los mártires en Guadalajara y con un gran regocijo de la derecha en México por la publicación y distribución Federal, del libro sobre educación sexual para estudiantes de nivel secundaria. Aparece un documental que mantiene vigente el tema de "la Iglesia Vaticana, su compromiso social y su ética sexual" que deja boquiabiertos a muy pocos, pero que sin lugar a duda nos deja indignada a la ciudadanía, quienes hemos visto con angustia y coraje lo que el poder eclesial hace a un puñado de seres vivos pasando por encima de la legislación Nacional e Internacional.

Es "Vows of silence" la cinta que narra como los votos del silencio son una anatomía del sistema de justicia de Vaticano, siguiendo la historia del padre Marcial Maciel quien ganó el favor del Papa Juan Pablo II y que a pesar de años de acusaciones de pederastia fue encubierto por el poder Vaticano. Maciel, se convirtió en el recaudador de fondos más grande de la iglesia moderna, fundó a los legionarios de Cristo en 1941, una orden religiosa con un presupuesto de $650 millones de dólares; además fue creador y fundador de Institutos educativos como el colegio Oxford, la Universidad Anáhuac, el Instituto Cumbres, abrió sedes en países como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Italia, Irlanda; México, Suiza y Venezuela –hasta ahora-. Visitó México junto con su inseparable amigo y protector Juan Pablo II en 1979, 1990, 1993 y oculto bajo la protección y seguridad de la curia mexicana en 2002 evadiendo la justicia y resguardado por la Iglesia Católica, ya que enfrentaba desde 1996, 8 acusaciones en su contra por abuso sexual de menores, como consta en la carta pública dirigida a Juan Pablo II a partir de la publicación del Documento Pontificio Veritatis Splendor.
(http://www.pepe-odriguez.com/Sexo_clero/Casos/Sexo_clero_M_Maciel_Leg_pedof_denuncia_Papa.htm)

La película está cargadas de abuso de poder y el abuso sexual de menores que Marcial Maciel tuvo contra seminaristas de su orden religiosa, casos que fueron archivados por Ratzinger siendo cardenal, en su papel de presidente de la Congregación para la Doctrina de la fe (antes Santa Inquisición). El Secretario de Estado, cardenal Angelo Sodano, intentó abortar el caso. En 2004, con el papa Juan Pablo II muriendo, Ratzinger toma medidas de protección al indiciado y es hasta el 19 de mayo del 2006, cuando el ya Benedicto XVI, "invita" a Maciel a retirarse a una vida de oración y penitencia por sus faltas, limitándole la celebración de misas y ministerios de manera pública, que no quiere decir prohibirle ejercer su ministerio sacerdotal, y limitándolo a dar conferencia, presentaciones y entrevistas públicas también; es decir lo retiraron de una vida pública a una vida privada, sin que sea sinónimo de limitaciones para un hombre tan poderoso y rico como éste violador.


Muchas cosas podríamos tomar para reflexionar sobre esta "increíble" historia de nuestro tiempo; sin embargo quisiera subrayar que la película fue presentada en el marco del "Tercer Festival internacional de Cine documental de la Ciudad de México" que ha ofrecido a quienes vivimos en ésta gran ciudad un abanico amplísimo de temas y contenidos narrados y exhibidos a través de la pantalla grande, de tal forma que es posible tener información veraz, abierta, comprobable y desde luego, cruda de muchas realidades y vilezas humanas en la que se desenvuelven las vidas en nuestro tiempo. Solo en una ciudad como ésta puede darse un evento de tal naturaleza; solo en la ciudad de México, con un gobierno de izquierda (permanentemente en conflicto, pero de izquierda), que busca aprender a vivir asumiendo la diversidad en su administración. Solo en un festival Internacional, pudo llevarse a cabo tan osada acción, que nos aporta elementos que ayudan a tener un panorama mas real y transparente de los acontecimientos Nacionales e Internacionales.

Es necesario reconocer la labor de todas y todos aquellos compañeros de la vida que nos hacen posible ver con claridad la realidad con otros lentes distintos a la de los medios de comunicación que apoyan y reafirman el sistema de dominación y enajenación en la que nos pretenden envolver; es por eso que es importante asistir, en la medida de lo posible a este tipo de festivales para conocer las realidades que los poderosos ocultan por encima de la dignidad y libertad de las masas.

Por otro lado, quisiera llegar a la reflexión de la ética que vivimos en México. En éste país, la impunidad es una virtud de pocos, pero sobre todo es una "Gracia" divina, cuando quienes cometen los delitos son fundadores o sacerdotes influyentes y poderosos; En éste país, es posible no pagar impuestos disfrazando las aportaciones económicas como "limosnas" o "donativos" a cualquier escala, si y solo si tienen la capacidad de disfrazar su causa como "opción preferencial por los pobres"; con lo anterior me refiero a que el clero en éste país, no esta obligado a presentar declaración patrimonial, ni de impuestos, ya que la legislación vigente los exonera de esa obligación fiscal y los resguarda de todo mal ejercicio financiero bajo las leyes de "donatarios autorizados", y entonces toda actividad que hagan o cobren, no pasará por "Lolita" (SHCP).


Obvio que sus spots en radio, televisión y medios masivos de comunicación, son deducibles de impuestos, y desde luego que casi la mayoría de los administradores de las iglesias pertenecen al Régimen del Pequeño Contribuyente, incluyendo la curia mexicana (quienes viajan en autos del año y aviones privados)

¿Sabían ustedes que: a las iglesias, nadie les realiza revisiones a los libros de ingresos y egresos, o por lo menos ninguna autoridad de la SHCP?

¿Sabia ustedes que: los inmuebles en los que trabajan, son patrimonio de la nación, y que el mantenimiento y conservación de los monumentos históricos como la "catedral metropolitana", está a cargo del INAH, y el cargo es al presupuesto Nacional, y quienes laboran dentro de ella no pagan ninguna renta o impuesto por hacer uso de ello?

En este país, a cualquier delincuente que comete un delito se le busca, se le encarcela, se le juzga, se le condena y se la hace cumplir la sentencia; a menos de que goces de una "gracia" especial y tengas la capacidad para burlar la ley y comprar a la justicia Nacional con un buen tráfico de influencias y mordidas a las autoridades corruptas encargadas de cumplir y hacer cumplir las leyes en éste país, como en el caso de Maciel y los pederastas mexicanos.

En este país a los violadores y narcotraficantes se les persigue, hasta solicitar la extradición a las autoridades internacionales para presentarles ante las Instituciones encargadas de la impartición de justicia; a menos de que poseas un "Don" especial y sepan estrategias financieras y de rescate a un Estado-Nación como el Vaticano, convirtiéndose en el soporte económico de un estado-iglesia, ganando "indulgencias plenarias " permanentes e infinitas, siendo resguardado de todos los atentados contra tu libertad como en el caso de Marcial Maciel.

En éste país, las instituciones encargadas de impartir la justicia pueden ser omisas, ciegas, ineptas, en casos particularmente de importancia gubernamental, como en el caso del acusado Marcial Maciel; y de vez en cuando tan cínicas que ponen de rodillas a todo un país por mostrar la fe de los creyentes en las promesas de "la vida eterna", y de esa forma poner a tambalear a una nación que construye lentamente su democracia, defendiendo el Estado Laico y procurando legislar para todas y todos sin distinción de raza, religión, preferencia sexual y partido político.

Y como cereza del pastel, debemos recordar la postura del Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, quien en un verdadero acto de conmiseración, caridad cristiana y solidaridad humana, envió en nombre de México, un mensaje de condolencias a los deudos de los legionarios de Cristo el día del fallecimiento del fundador; sin reparar por un instante que el mismo individuo al que el recordaba y sentía su fallecimiento, había sido un violador sexual de menores de edad, prófugo de la justicia y evidente traficante de influencias a nivel internacional, claro y digno ejemplo de la forma en que "viola" el Estado Laico de nuestro país.

Quede aquí la reflexión para todas y todos aquellos que aun confían en los Institutos de formación de los Legionarios de Cristo, desde donde se les adoctrina con la formación que dejó el padre Maciel a su seguidores e Institutos. Que se cuestionen los padres y madres de familia en los procedimientos éticos con los que se conducen un puño reducido de dirigentes religiosos poderosos y que hacen de la justicia un instrumento para preservar sus barbaridades.

Tenemos que pensar en los valores que promueven las Iglesias disfrazada de movimientos de padres de familia y encuentros de familias a nivel mundial y recapacitar sobre la información y formación que deseamos para nuestras familias y nuestros hijos en la búsqueda permanente de una mejor forma de estar y vivir en comunidad, a diferencia de aquellas formas excluyentes, clasistas, racistas y asistencialistas que tienen algunas instituciones religiosas como las fundadas por el señor Maciel.

En éste país, cuna de Marcial Maciel y todos sus contactos políticos-religiosos iniciales, cuna también de hombres y mujeres que confiaron en el como el pastor de ovejas y confiaron a sus hijos a este protegido vaticano. Aquí, y para siempre se le recordará como el monumento a la impunidad como muchos otros, que tenemos como muestra para no olvidar que la ética eclesial, si está por encima de la Justicia Nacional.

Judith Vázquez Arreola
Teóloga por la Universidad Iberoamericana
Lesbiana Feminista de la Liberación

Feminicidio. La política del asesinato de las mujeres


Autor o Coordinador: Diana E.H. Russell y Jill Radford (editoras)
Colección Diversidad FeministaCoedición CEIICH-UNAM/Comisión Especial para Conocer y dar Seguimiento a las Investigaciones Relacio
Año: 2006
Páginas: 712 pp.
ISBN: 970-32-2096-7

Descriptores: Violencia contra mujeres, Delitos contra mujeres

Sinopsis: En el marco de la supremacía patriarcal de género de los hombres, se sitúa la violencia de género contra las mujeres como un mecanismo de control, sujeción, opresión, castigo y agresión dañina, que a su vez genera poder para los hombres y sus instituciones formales e informales. La persistencia patriarcal no puede sostenerse sin la violencia que hoy denominamos de género, sin la violencia de los hombres; del Estado; de los medios de comunicación; de organizaciones civiles y políticas; de las iglesias y de las fuerzas represivas, contra las mujeres. La opresión de las mujeres sería inexplicable sin la violencia, por eso, desde la perspectiva feminista se considera estructural a la organización patriarcal del mundo ya que permite la cosificación sexual, soporte de la expropiación a las mujeres de su condición humana y, por tanto, de la condición de sujeto. La violencia de género contribuye a mantener a las mujeres excluidas de espacios fundamentales, y permanecen marginales o periféricas a ellos, en condiciones de subordinación y dependencia de quienes monopolizan los poderes, y sujetas a formas diversas de discriminación y explotación.


Contenido: Presentación a la edición en español. Prefacio. Reconocimientos. Introducción, por Jill Radford. Feminicidio: Sexismo terrorista contra las mujeres, por Janet Caputi y Diana E.H. Russell. Parte 1. El feminicidio es tan antiguo como el patriarcado. Introducción. La brujo-manía en los siglos XVI y XVII en Inglaterra como control social de las mujeres, por Marianne Heste. Lesbicidio legal, por Ruthann Robson. Esposa torturada en Inglaterra, por Frances Power Cobbe. Feminicidio por linchamiento en Estados Unidos, por Compilación de Diana E. H. Russell. Mujeres a la hoguera: el suti como una institución normativa, por Dorothy K. Stein. Genocidio femenino, por Marielouise Janssen-Jurreit. Parte 2. La casa patriarcal: el lugar más letal para las mujeres. Introducción. Matanza de mujeres, por Pat Parker. Hasta que la muerte nos separe, por Margo Wilson y Martin Dale.

“Si yo no puedo tenerte, nadie puede”: Poder y control en el homicidio de la pareja femenina, por Jacquelyn C. Campbell. Licencia para matar, por Rikki Gregory. Mujer y violencia estructural en la India, por Govid Kelkar. Miles visitan un poblado en la India donde una viuda murió en cumplimiento del suti, por Rajendra Bajpai. Infanticidio femenino: Nacida para morir, por S. H. Venkatramany. “Feminicidio íntimo”: Efectos de la legislación y los servicios sociales, por Karen D. Stout. Parte 3. Feminicidio y racismo. Introducción. ¿Quién nos está matando?, por Jaime M. Grant. Aniquilación por asesinato y por los medios: Los otros feminicidios de Atlanta, por Diana E. H. Russell. Violador y feminicida elige mujeres asiáticas como victimas, por Diana E.H. Russell. Esclavitud y feminicidio, por Diana E. H. Russell. Matanza de mujeres amerindias: Una perspectiva de las mujeres Tewa. Beverly R. Singer. Parte 4. Medios masivos de comunicación, pornografía y gorenografía. Introducción. Matón de mujeres convertido en trágico héroe, por Sandra MaNeill. “¿Eso es entretenimiento?”: Jack el destripador y la venta de violencia sexual, por Deborah Cameron. Snuff, lo último en el odio contra las mujeres, por Deborah Cameron. Lo que el hombre blanco no nos dirá: Informe del Centro de Información sobre Feminicidio en Berkeley (Berkeley Clearinghouse), por Chris Domingo. Publicidad feminicida: Violencia letal contra las mujeres en pornografía y gorenografía, por Jane Caputi. Parte 5. Feminicidio y parodias de justicia. Introducción. Retrospectiva de un proceso, por Jill Radford. El caso del destripador de Yorkshire: ¿Loco, malo, bestia u hombre?, por Lucy Bland. Matanza de mujeres: ¿Licencia para matar? La muerte de Jane Asher, por Jill Radford. Latosas, putas y emancipadas: Las provocadoras que llevan a los hombres a matar, por Sue Lees. Fay Stender y las políticas del asesinato, por Diana E. H. Russell. Parte 6. La lucha de las mujeres contra el feminicidio.

Introducción.

Mujeres enojadas por la violencia masculina, dicen: “¡Resistan al toque de queda!”, por Dusty Rhodes y Sandra McNeill. Luchando por la justicia. La Campaña, por Gurdip Kaur. Dos luchas: Hacer frente a la violencia masculina y a la policía, por Southhall Black Sisters. En duelo y con rabia (con análisis premeditado), por Suzanne Lacy. Nikki Craft: La protesta inspiradora. Introducción, por Diana E. H. Russell . El increíble caso de las fotografías de Stack O’Wheat, por Nikki Craft. La evidencia del dolor, por D. A. Clarke. El asombroso flynt, por Irene Moosen. Acción contra Hustler. Brigada de Mujeres, por Preying Mantis. La campaña contra Penthouse, por Melissa Farley. ¿Qué podemos hacer con el feminicidio?: Una propuesta Anonywomen. Resumen y conclusiones. ¿De aquí, por dónde seguimos?, por Jill Radford. No es tan bueno haber nacido mujer (I), por Ntozake Shange. Fuentes. Índice.